Hipotecas multidivisa: Derecho bancario y de mercado financiero

LA RECIENTE SENTENCIA DEL SUPREMO NOS DA LA RAZON.

La hipoteca multidivisa es un producto financiero ampliamente comercializado en nuestro país a pesar de su elevado riesgo y complejidad.

En los últimos años, las hipotecas multidivisa, sobre todo en moneda yen y Franco suizo, llegaron a comercializarse con frecuencia por entidades financieras españolas.

El resultado, en la actual cobertura de cambio con la moneda Suiza es de absoluta quiebra para los consumidores que contrataron este tipo de créditos hipotecarios, debido a la decisión del banco de Suiza.La decisión del Banco Nacional de Suiza (BNS) de eliminar el tope de 1,2 en la paridad del euro con el franco suizo, ha disparado los tipos de interés que deberán pagar los titulares de hipotecas referenciadas con la moneda helvética y amenaza con generalizar las demandas ante los tribunales.

abogados-hipoteca-multidivisa-derecho-bancario

La problemática actual de las hipotecas multidivisa

Este hecho conlleva la imposibilidad del deudor hipotecario de asumir el pago de las cuotas hipotecarias, a lo que hay que añadir el hecho de que el importe del crédito se haya incrementado de forma dramática debido a las fluctuaciones de la moneda.

En estos casos en los que el deudor hipotecario garantiza personalmente el importe del crédito, deberá afrontar la posibilidad de que su inmueble sea subastado y adjudicado a la entidad por el 60% del valor de tasación y además tenga que afrontar una deuda resultante de por vida, ya que la adjudicación del inmueble por parte de la entidad financiera no cubrirá la totalidad de la deuda. El escenario será: desahucio y deuda astronómica de por vida.

La ley 2/1981 de 25 de Marzo, que regula el mercado hipotecario en nuestro país, sienta y establece la obligación en las entidades financieras de observar la más absoluta transparencia en el otorgamiento de créditos hipotecarios. En el caso de productos complejos como las hipotecas multidivisa, las entidades financieras deben asegurarse que el prestatario haya comprendido en toda su extensión el producto y sus riesgos.

Sentencias como las del Juzgado Mercantil 4 de Barcelona, de 9 de diciembre de 2013; la del Juzgado de Primera Instancia 84 de Madrid, de 12 de mayo de 2014; o la de la Audiencia Provincial de Toledo, de 29 de julio de 2014, consideran que se trata de cláusulas oscuras, que son muy difíciles de interpretar por los clientes del banco y que por tanto se ha dado un error de consentimiento que hace que las cláusulas sean nulas.

Especial interés tiene la sentencia del Juzgado de lo Mercantil 9 de Madrid, de 5 de septiembre de 2013, que declara la nulidad parcial por considerar abusiva la cláusula que vinculaba a la autorización del banco el cambio de divisa, no porque afectara al equilibrio de las prestaciones y al principio de buena fe, sino por la falta de transparencia apreciada en su redacción, que impedía al consumidor “conocer el funcionamiento económico de la cláusula” ante un producto considerado complejo.

El tribunal de Justicia de la Unión Europea ya ha fallado contra un crédito multidivisa de un banco húngaro.

El TJUE entiende que se sometía el importe de las cuotas al riesgo de fluctuación, cláusula declarada abusiva en primera y en segunda instancia porque no permite conocer el modo de calcular el importe.

Además, los jueces europeos la consideran abusiva porque faculta al banco para calcular las cuotas mensuales de devolución vencidas sobre la base de la cotización de venta de la divisa, mientras que el importe del préstamo entregado en función de la cotización de compra que aplica para esa divisa.

Esta situación, señala el TJUE, confiere una ventaja unilateral e injustificada, pues el banco no realizaba operaciones de compra o de venta de divisas, por lo que no podía aplicar un tipo de cambio a efectos de la amortización del préstamo distinto del utilizado en el momento de su entrega.

Pero la más importante es la última sentencia del Tribunal Supremo condenando a los bancos por la comercialización de las hipotecas Multidivisa. Ahora ha llegado el momento de recuperar su dinero.

¿Es usted una persona con gran experiencia y conocimientos en términos bancarios? En el 99% de las comercializaciones de multidivisa la respuesta es NO. Los bancos han comercializado un producto, calificado de alta complejidad , a un sector minorista que nada tiene que ver con el sector financiero. La opción multidivisa está pensada para altos profesionales del sector, pues requiere un seguimiento casi diario de la fluctuación de la divisa.

La defensa legal contra una incorrecta comercialización

Law Brokers, Abogados pone a disposición de los afectados por hipotecas multidivisa un servicio especializado de asesoramiento y representación jurídica.

El Despacho iniciará las reclamaciones financieras en todos aquellos casos que está constatando que las entidades no cumplieron con los deberes de transparencia durante el proceso de contratación de las hipotecas Multidivisa (casi nunca) procurando la absoluta comprensión del elevado riesgo asumido por los hipotecados.

Así pues,  Law Brokers, Abogados reclamará en todos los juzgados y tribunales la devolución de las cantidades que proceda, así como la realización de las correcciones que sean necesarias, incluyendo la nulidad de la cláusula multidivisa del contrato de crédito hipotecario, sin cargo alguno para el cliente y a cambio del cobro de las costas procesales que deberá de pagar la entidad financiera, una vez terminado el procedimiento. Es decir, nuestro despacho no le cobrará ni un euro por la reclamación judicial.

Los anteriores requisitos nos llevan directamente ante los tribunales ordinarios a ejecutar una acción de nulidad de la opción multidivisa. La consecuencia inmediata de esta nulidad es la referenciación a Euribor del préstamo hipotecario y la devolución de la diferencia de todos los años pagados desde la firma de la suscripción tomando de referencia el índice Euribor.

Cabe entonces considerar la absoluta viabilidad de la reclamación ante los tribunales de la nulidad de tanto la opción multidivisa como el préstamo hipotecario, dados los requisitos anteriormente detallados; pues las entidades bancarias españolas (y también de países vecinos en los que ha cabido tal comercialización) deberían haber extremado más aún la cautela, y facilitado al cliente una información tanto pre-contractual como contractual adecuada, y haberse asegurado que el mismo comprendía la naturaleza y riesgos del producto que estaba contratando. Y recuerde que no deberá de realizar ningún pago a nuestro despacho por el procedimiento judicial.

Llámenos gratis al 900 730 205, horario de atención: de 9:00 a 20:00 (hora peninsular), envíenos un email a [email protected] o utilice nuestro CHAT EN LINEA . Le llamaremos de inmediato para aclarar todas sus dudas y le ofreceremos un presupuesto ajustado y cerrado, incluyendo Abogado y Procurador por todo el procedimiento.

Diseño web: Factory Media Web